No es nada nuevo oír que se están agotando los recursos naturales, la demanda de energía que utilizamos al usar los electrodomésticos, calentar nuestra casa o el agua de la ducha, cada vez es mayor. Darles un uso eficiente en hogares, comercios y empresas nos ayudará a reducir su consumo, además de enseñar valores a nuestros hijos sobre la importancia del ahorro energético.

En Kw Yecmur vamos a ver como adoptar medidas, qué podemos hacer y cómo ayudar a entender a las generaciones venideras sobre la importancia de cuidar mejor el planeta.

Enseñar a los niños jugando a que ahorren energía es una de las tácticas más sencillas, puesto que aprenden muy rápido.

La concienciación se puede llevar a la práctica a través de tips sencillitos, será una manera muy eficaz de que ellos comiencen a ahorrar y sientan que son parte esencial de este proceso.

Debemos reconocer que todos en ocasiones malgastamos la energía.

 Dime, ¿Alguna vez te has dejado la luz encendida?, ¿has reciclado correctamente?, seguro que a veces por las prisas has utilizado el coche para trayectos cortos. Pues lo primero que debemos hacer es explicarles a los más peques la necesidad de no caer en estos errores y comenzar a aplicar medidas energéticas, como por ejemplo, ir al cole o a realizar pequeñas compras andando, poner regletas para apagar los electrodomésticos y reducir así los consumos fantasmas, es esencial incluir a los más jóvenes de la casa, porque además de hacerlos parte de una solución, habrán aprendido algo importantísimo como es el ahorro energético.

Son muchas las maneras de lograr ahorro energético.

Comenzamos con algunos consejos sencillos para concienciar a los más pequeños de la casa y que con simples y cotidianos gestos comiencen a entender la importancia de no malgastar los recursos naturales.

¡Pongamos algunos en práctica!

1. No hace falta ir en coche siempre, un paseo en bici, andando o incluso utilizar el transporte público son prácticas muy recomendable que además de ayudarnos a ahorrar energía, cuidarán de nuestra salud.

2. Encender las luces solo cuando realmente sean necesarias, debemos insistir en los recursos naturales como es la fuente de luz natural.

3. Es tarea de todos enseñar a los niños, desde muy pequeños, en casa, en el colegio, en el instituto e incluso si los llevamos al trabajo o a la playa en el cuidado de nuestro entorno, se debe insistir en no utilizar ascensores si no son estrictamente necesarios, a no abrir la nevera constantemente (en los meses de calor consume mucho más), a apagar las luces cuando salgan de las estancias, a utilizar regletas, en muchas ocasiones no somos conscientes del gasto que se genera con pequeños gestos a los que no les damos la importancia que merecen y a veces la mayor parte estamos generando un consumo innecesario, o sea que ya sabéis cuando salgamos de casa o de la oficina debemos asegurarnos de que todo esté correctamente apagado.

4. Cuando los niños son pequeños los solemos bañar, a partir de que los podamos sentar y tengan estabilidad suficiente, lo ideal es ducharlos y explicarles que no deben de tener los grifos abiertos mientras se enjabonan, el ahorro de agua es muy significativo, el agua es un recurso natural escaso.

5. Enseñémosles el valor del reciclaje. Educar para que conozcan donde deben depositar vidrio, bricks, cartón.

6. A nuestros hijos les encanta la tv, disfrutan viendo sus programas favoritos, es el momento idóneo de explícales la importancia de apagar el televisor desde el interruptor y no con el mando a distancia. El consumo fantasma sigue siendo un gran desconocido y la mayoría de equipos continúan gastando electricidad aunque estén apagados, en el caso de que tu equipo no disponga de interruptor de apagado, desde Kw Yecmur nuestro consejo es que lo desenchufes de la red.

7. El mejor ejemplo eres tú, los niños aprenden muchas cosas por imitación. Intentemos no dejar el móvil cargando toda la noche, no abrir la nevera constantemente, apagar el  ordenador si no se utiliza, las buenas costumbres energéticas empiezan por ti.

8. Los niños pueden ayudarte a tender la ropa y así aprovechar para enseñarles un pequeño truco para gastar menos energía, aprovechar el sol para secar la ropa y no abusar de la secadora.

9. Cuando llegamos a casa, una costumbre muy saludable es lavarse muy bien las manos, éste es un gran momento para explicarles a nuestros hijos que se puede ahorrar agua cerrando el grifo mientras nos ponemos el jabón y si no hace frío utilizar agua fría y así ahorrar al no tener que calentarla.

10. Si en casa sigues teniendo bombillas incandescentes, sustitúyelas por las de bajo consumo y aprovecha este pequeño gesto para que entiendan la importancia de poner éste tipo de bombillas las cuales son más caras pero su vida útil es mayor y su ahorro es hasta cinco veces superior a las bombillas antiguas, aprenderán a  valorar el ahorro y también a cuidar del planeta, un bien de todos.

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad, nos gustaría mucho saber tu opinión sobre los temas que tratamos en nuestro blog, o si prefieres que hablemos de algo en concreto que te pueda interesar, haznos llegar tus sugerencias a nuestro email info@yecmur.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.